Reivindicaciones

Aunque un primer vistazo podría sugerir todo lo contrario, la participación de la mujer en la fiesta alcoyana está vetada. Decimos que “un primer vistazo podría sugerir todo lo contrario” porque entre las miles de personas que participan en la fiesta hay centenares de mujeres. Mujeres, no obstante, relegadas a papeles secundarios en los boatos, sin ningún tipo de “autoridad”  en la fiesta. Hay bailarinas, sí, centenares de ellas, ataviadas con trajes que dejan poco lugar a la imaginación, que se contonean al ritmo de las marchas moras, mientras el público –en el que también hay gran cantidad de mujeres- aplaude, embelesado. Hay mujeres en las bandas de música. El instrumento tradicionalmente femenino en estas agrupaciones musicales era el clarinete, pero ya hay mujeres que se atreven con las trompetas e, incluso, con las percusiones. Hay mujeres que se ponen en la piel de las pupilas o de las favoritas de los jefes de cada boato. Y desde luego hay mujeres a las que no se ve, pero cuyo papel es crucial: maquilladoras, diseñadoras, costureras… Así como muchísimas mujeres en el público, que ya que no pueden o quieren participar, al menos observan. “¿Qué otra cosa pueden hacer?”, pensará alguien.  Pues, para empezar, pueden asociarse.

El nacimiento de Fonèvol

 

 

 

<<anterior>>                                                                           <<siguiente>>
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s